receta de pipian
4.5 de 2 votos
Imprimir

Pipián, receta fácil

Receta de cocina para preparar, paso a paso, uno de los tipos de mole más conocidos en México: el pipián.
Tipo de receta Salsas
Tipo de cocina Mexicana
Keyword Receta tradicional
Tiempo de preparación 15 minutos
Tiempo de cocción 20 minutos
Tiempo total 35 minutos
Porciones 6
Calorías 150 kcal
Autor Lola

Ingredientes

  • 1 taza de ajonjolí
  • 1 taza de semillas de calabaza sin cáscara
  • 2 tazas de cacahuates pelados
  • 4 clavos de olor
  • 2 dientes de ajo
  • 1 jitomate o tomate rojo grande
  • 1/2 cebolla blanca
  • 4 tazas de caldo de pollo
  • 4 chiles guajillos
  • 4 chiles anchos
  • Canela en polvo opcional
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra molida

Preparación

¿Cómo se prepara el pipián?

  1. Lava bien los chiles y córtalos en cintas, con cuidado de retirar las semillas, las venas o partes blancas (sobre todo si quieres un pipián menos picante) y la cabeza.
  2. Pon a hervir un poco de agua y luego, remoja en ella los chiles. Si lo prefieres, en lugar de pasarlos por agua hervida, puedes asarlos o tostarlos ligeramente. Reserva.
  3. Luego, engrasa ligeramente un comal, plancha o sartén, y tuesta las semillas, granos o frutos secos: el ajonjolí, las semillas de calabaza, los cacahuates. Es mejor tostar cada tipo por separado porque no estarán listos con la misma velocidad. No que abusar con la intensidad del fuego, y hay que supervisarlos y removerlos constantemente, porque la idea es solamente que se doren, no que se ennegrezcan. Esto último los volvería amargos y podría dañar el resultado de la receta.
  4. Una vez los cacahuates, sésamos y pepitas de calabaza tostados, añade los clavos de olor y pásalos por un buen robot de cocina o molino, para triturarlos. También puedes hacer esto con un metate tradicional mexicano. Reserva.
  5. Puedes aprovechar el mismo comal, plancha o sartén para asar el jitomate, ya lavado, la media cebolla y los dientes de ajo, ya pelados. Si hace falta, engrasa ligeramente de nuevo la superficie.
  6. Calienta el caldo de pollo en una cacerola grande, y agrega los ingredientes que acabas de asar, los chiles, la mezcla de ingredientes triturados, y déjalos cocinarse por 10 minutos. Puedes agregar un toque de canela (opcional). Añade sal y pimienta al gusto.
  7. Una vez pasado el tiempo de cocción, pasa la salsa por la licuadora, solamente lo necesario para que se vuelva pastosa y suave. Si la deseas más liquida, puedes añadir un poquito de caldo de pollo adicional o de agua caliente. Después, licúa de nuevo.  Para una salsa más compacta, déjala cocinarse un poco más de tiempo en la olla, sin tapar.
  8. Prueba el pipián y si hace falta, corrige la sazón con más sal o pimienta. Asegúrate de que esté aún lo suficientemente caliente, y eso es todo. El pipián está listo para servirse con la proteína de tu preferencia.