receta de chiles en nogada mexicanos
5 de 1 voto
Imprimir

Chiles en nogada caseros

Receta de cocina para preparar, paso a paso, unos chiles en nogada como los de las mejores fondas poblanas, o los que preparan las abuelas.
Tipo de receta Carnes
Tipo de cocina Mexicana
Keyword Receta tradicional
Tiempo de preparación 30 minutos
Tiempo de cocción 45 minutos
Tiempo total 1 hora 15 minutos
Porciones 6
Calorías 700 kcal
Autor Lola

Ingredientes

  • 6 chiles poblanos
  • 1/2 de una cebolla blanca
  • 2 dientes de ajo
  • 2 jitomates o tomates rojos
  • 1/3 de kilo de carne de res molida
  • 1 durazno
  • 1 manzana
  • 1 plátano macho
  • Sal
  • Pimienta molida
  • 1/2 taza de uvas pasas
  • 1/2 taza de piñones
  • 1/4 de taza de almendras
  • 250 gramos de nueces
  • Aceite vegetal
  • Azúcar
  • 500 mililitros de crema ácida crema de leche
  • 200 gramos de queso crema
  • 80 gramos de queso de cabra
  • 2 granadas
  • Algunas ramas de perejil fresco

Preparación

Preparación del relleno

  1. Comenzaremos por la parte de la receta que consume más tiempo: el relleno. De entrada, pelaremos los dientes de ajo y los picaremos en trocitos. También vamos a pelar la media cebolla y a picarla en cubitos pequeños.
  2. En el caso de los jitomates, los lavaremos bien. Para cocinarlos, tenemos dos opciones: asarlos algunos minutos en una plancha, comal o sartén, o picarlos en trozos irregulares y freírlos directamente con la cebolla y los ajos.
  3. Cualquiera que sea la decisión tomada respecto a los jitomates, calentaremos un chorro de aceite en un sartén, para freírlos con los trocitos de cebolla y ajo, durante unos tres minutos.
  4. Pasado este tiempo, incorporaremos la carne al sartén. La mezclaremos bien con los otros ingredientes que acabamos de freír, y salpimentaremos al gusto.
  5. Cocinaremos todo con tapa, durante unos 10 minutos.
  6. Para aprovechar este tiempo, pelaremos y picaremos la manzana y el durazno, en cubos pequeños. En ambos casos, retiraremos las semillas previamente.
  7. También podemos pelar y picar de una vez el plátano macho, en cubitos.
  8. En el caso de las nueces, hay que pelar una docena, y una vez que tengamos el contenido, partirlo en trocitos pequeños, hasta completar alrededor de media taza.
  9. Pasados los diez minutos, agregaremos los trocitos de manzana y durazno a la carne.
  10. Mezclaremos, taparemos de nuevo y dejaremos que la mezcla se cocine por unos cinco minutos más.
  11. Luego, destaparemos nuevamente y agregaremos las pasas, los piñones, las almendras (peladas), los trocitos de nueces, el plátano macho picado y una pizca de azúcar.
  12. Revuelve todo muy bien y deja cocinar el guiso, con tapa, durante unos últimos cinco minutos.
  13. Pasado este tiempo, prueba el relleno, y si hace falta, corrige la sazón con más sal o pimienta. Si la carne ha liberado mucho líquido para tu gusto, puedes dejarla cocinarse sin tapa, durante algunos minutos más.

Preparación de la nogada

  1. La nogada o salsa lleva muchos ingredientes, pero es fácil de preparar. Lo que haremos es utilizar una licuadora, para mezclar el contenido del resto de las nueces (ya peladas y picadas en trocitos), la crema de leche, el queso de cabra, el queso crema, un toque de canela en polvo, un toque de sal, uno de azúcar y uno de pimienta.
  2. Mezcla la salsa hasta obtener una textura uniforme. Prueba y si hace falta, corrige la sazón.

Preparación de los chiles

  1. Vamos a asar los chiles para poder quitarles la piel. Esto puede hacerse sobre un comal o plancha, o mejor aún, directamente sobre el fuego. Si haces esto último, verás cómo se ampollan o se ennegrecen un poco. Esto es normal.
  2. Iremos rotando cada chile sobre el calor, hasta que la piel esté cocida de manera uniforme, por toda su superficie.
  3. Luego, guardaremos los chiles dentro de una bolsa plástica cerrada, durante poco más de cinco minutos. Esto hará que suden y nos ayudará a quitarles la piel muy fácilmente.
  4. Una vez que saques los chiles, retira la piel. Si hace falta, puedes pasarlos por debajo de un chorro de agua.
  5. Con un cuchillo bien afilado, realiza una abertura lateral de arriba a abajo, en cada chile. Cuidadosamente, retira las semillas con ayuda del cuchillo.
  6. Reserva momentáneamente los chiles para lavar el perejil y pelar las granadas.
  7. Luego, separa las hojas del perejil y si lo deseas, pícalas finamente.
  8. Rellena cada chile con una parte del guiso preparado previamente. Acomoda cada uno en el plato en el que vas a servirlo, y baña con la salsa.
  9. Decora con granos de las granadas y con perejil.