receta de molletes mexicanos
5 de 1 voto
Imprimir

Molletes mexicanos receta

Receta de cocina fácil para preparar los molletes mexicanos clásicos, con frijoles y con queso. Vamos a explicar los ingredientes y las proporciones para hacer dos molletes, para que puedan multiplicar las cantidades en función de cuántos comensales quieran comer.
Tipo de receta pan, bollería, harinas
Tipo de cocina Mexicana
Keyword receta facil, Receta tradicional
Tiempo de preparación 5 minutos
Tiempo de cocción 3 minutos
Tiempo total 8 minutos
Porciones 2
Calorías 290 kcal
Autor Lola

Ingredientes

  • 1 pieza de bolillo o pan salado equivalente fresco.
  • 80 gramos de queso para fundir rebanado, troceado o rallado. Puede ser mozzarella, cheddar, Monterrey Jack, queso Chihuahua o hasta unos buenos filamentos de queso Oaxaca.

Preparación

¿Cómo se hacen los molletes mexicanos?

  1. Para comenzar, sacaremos la rejilla o bandeja del horno, y lo precalentaremos. Haremos esto porque en poco tiempo, regresaremos con los molletes para gratinarlos. Utilizaremos una temperatura de 200 grados. Si cuentan con horno eléctrico en casa, pueden usarlo. Así no tendrán necesidad de encender el horno tradicional, usualmente más grande.
  2. Los frijoles refritos que vamos a utilizar tienen que estar hechos una pasta. Es decir, que tendremos que asegurarnos de que estén lo suficientemente aplastados. Si ese no es el caso, hagamos un puré con los frijoles, para comenzar.
  3. Ahora, nos ocuparemos del pan. Con un buen cuchillo de sierra, cortaremos el bolillo a la mitad. Esto tiene que hacerse a lo largo (es decir, de punta a punta) y no a lo ancho.
  4. Cuando hayas obtenido las dos mitades alargadas, puedes retirar una parte de la miga de pan, si lo deseas (la mayoría de los cocineros lo hacen).
  5. Luego, hay que tomar una decisión importante: ¿Qué colocar primero, los frijoles o el queso? Si Para aprovechar mejor la fase de gratinado, es dejar la capa de queso hasta arriba, pero hay quienes lo hacen al revés. Si dejas los frijoles arriba, al morder el mollete te sorprenderá la capa de queso, casi fundido, escondida entre los granos y el pan.
  6. El punto es que habrá que cubrir generosamente la cara interior de cada mitad de pan, con una capa generosa de queso y otra de crema de frijoles.
  7. Enseguida, los molletes irán directamente al horno precalentado. Yo prefiero colocarlos sobre la rejilla del horno, para una cocción uniforme. Cuando se utiliza la bandeja o placa del horno, existe el riesgo de tostar la parte del pan que queda en contacto con esta superficie (naturalmente, me refiero a tostarlo de más).
  8. Si has preparado un par de molletes, en tres minutos ya debemos haber obtenido el efecto deseado. Para cantidades más grandes, es posible que tengas que esperar un poco más de tiempo.
  9. Saca los molletes y sirve inmediatamente con los aderezos de tu elección.