crema de guisantes facil y casera
5 de 1 voto
Imprimir

Receta de crema de guisantes rápida

Receta de cocina fácil para preparar, paso a paso, una crema de guisantes rápida, reconfortante y muy alimenticia.
Tipo de receta Crema
Tipo de cocina Casera
Keyword receta saludable
Tiempo de preparación 10 minutos
Tiempo de cocción 20 minutos
Tiempo total 30 minutos
Porciones 4
Calorías 190 kcal
Autor Lola

Ingredientes

  • 1 cebolla blanca
  • 1/2 kilo de guisantes congelados
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 dientes de ajo
  • 4 tazas de caldo de verduras
  • Sal
  • Pimienta molida
  • 2 cucharadas de crema de leche

Preparación

  1. Yo comienzo por picar una cebolla en trocitos muy pequeños. Hay quienes no utilizan cebolla en sus preparaciones de crema de guisantes, pero desde muy punto de vista, este ingrediente le da una base aromática al plato. Para mí es casi irremplazable.
  2. También nos ocuparemos del ajo. Pelaremos los dientes y los picaremos menudamente, o mejor aún, los trituraremos.
  3. Luego, tendremos que buscar una cacerola anti adherente, de buen tamaño. La calentaremos con un poco de mantequilla, muy rápidamente, para que este ingrediente se funda, pero sin llegar a oscurecerse. Esto cambiaría los sabores que queremos darle al plato. Es muy importante no distraerse en este paso.
  4. Para continuar, agregaremos la cebolla y los ajos, y los sofreiremos durante cinco minutos, removiendo constantemente.
  5. Pasado este tiempo, incorporaremos los guisantes. A medida que se vayan descongelado, los iremos moviendo y separando con una cuchara de cocina, para acelerar la cocción.
  6. Daremos cinco minutos a los guisantes para que se vayan deshaciendo y cocinando. Durante este tiempo, los moveremos con frecuencia.
  7. Pasados los diez minutos, verteremos el caldo, mezclaremos, taparemos y dejaremos cocinar por 10 minutos.
  8. Terminado este tiempo, pasaremos el contenido de la olla a una licuadora. Antes de licuar los ingredientes, agregaremos un toque de sal y otro de pimienta, al gusto. También agregaremos la crema de leche.
  9. Procesaremos todos los ingredientes hasta obtener una crema, lo más fina posible.
  10. Cuando hayamos obtenido la consistencia deseada, vamos a verificar la sazón y si hace falta, la corregiremos con más sal o pimienta, o las dos. Si nos parece que la crema ha quedado muy espesa, podemos agregar más caldo o en su defecto, agua. Si nos ha quedado muy líquida, podemos agregar más crema de leche para darle más cuerpo.
  11. La crema de guisantes debe servirse caliente. Si se ha enfriado durante el proceso de licuado, podemos regresarla a la olla y calentarla durante algunos minutos más.
  12. Eso es todo. La crema de guisantes está lista.