plato con merluza a la plancha
5 de 1 voto
Imprimir

Receta de merluza a la plancha

Cocina en casa esta receta de merluza a la plancha, saludable, baja en calorías, deliciosa y con mucho cuidado, para que no se rompa el pescado.
Tipo de receta Pescados
Tipo de cocina Casera
Keyword receta facil
Tiempo de preparación 10 minutos
Tiempo de cocción 10 minutos
Porciones 4
Calorías 80 kcal
Autor Lola

Ingredientes

  • 4 medallones o filetes gruesos de merluza
  • 2 o 3 ramas de tomillo
  • 3 dientes de ajo
  • 4 ramas de perejil fresco
  • 1 limón
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto
  • Aceite de oliva

Preparación

Elaboración del condimento

  1. Si todo está bajo control en lo que se refiere a la merluza, vamos a concentrarnos más bien en las verduras. Con ellas prepararemos un condimento para darle sabor al pescado. Para esto, necesitaremos conseguir un mortero. Para comenzar, pelaremos los dientes de ajo.
  2. En el caso de las hierbas, las lavaremos muy bien y las escurriremos. Deshojaremos el tomillo para utilizar las hojas. Haremos lo mismo con el perejil.
  3. En el caso del limón, lo picaremos por la mitad.
  4. Pondremos los dientes de ajo en el mortero, acompañados de las hojas de tomillo y de perejil. Salpimentaremos ligeramente y comenzaremos a moler todo. En el proceso, nos ayudaremos agregando el jugo de la mitad del limón (o si lo deseas, del limón completo).
  5. Cuando hayamos obtenido una pasta, la probaremos y si hace falta, corregiremos la sazón con más sal y /o pimienta. Toma en cuenta que se trata de un aliño con sabor fuerte, para equilibrar el sabor discreto de la merluza.

Preparación del pescado a la plancha

  1. Ya con el condimento listo, prepararemos la plancha para hacer el pescado, o en su defecto una sartén grande antiadherente, que podamos utilizar como plancha. Comenzaremos por engrasarla muy ligeramente. Para esto, agregaremos un muy discreto chorrito de aceite, y lo extenderemos sobre toda su superficie con una espátula no metálica o un pincel de cocina. También podemos utilizar el otro truco de engrasado que hemos explicado anteriormente, o simplemente rociar con un aceite en spray.
  2. Calentaremos la plancha a fuego vivo, y una vez caliente, colocaremos encima las piezas de merluza, sin superponerlas. Dejaremos que se cocinen por la primera cara.
  3. Cuando veas que las merluzas comienzan a blanquearse por la cara superior, sabrás que ha llegado el momento de voltearlas (con una espátula de cocina, sin pinzas). Considera que el tiempo de cocción tiene que ser rápido para que la merluza no se seque ni deje de ser jugosa. Al tratarse de un pescado, normalmente la cocción es rápida y alcanzará el centro de las piezas, aunque estas sean gruesas.
  4. Voltea las merluzas con cuidado, para que se cocinen por la otra cara. Aprovecha para cubrir con el condimento la cara que ha quedado hacia arriba. Simplemente deposita un poco de aliño en el centro de cada pieza de merluza, con una cuchara, y extiéndelo con la ayuda de un pincel de cocina, hasta cubrir toda la pieza. Ten en cuenta algo muy importante: el tiempo total de la cocción del pescado, sumando ambos lados, no debe sobrepasar los diez minutos. Es esencial colocar el aliño y vigilar la cocción de la merluza al mismo tiempo, así que tendremos que ser rápidos y eficientes.
  5. Finalmente, vuelve a voltear con sumo cuidado para que se cocine de nuevo la cara donde has colocado el condimento. ¡Se trata de una última sellada muy rápida! No olvides la regla de los 10 minutos.
  6. Retira la merluza con ayuda de espátulas de cocina, muy delicadamente, y sirve inmediatamente. Este plato está hecho para consumirse enseguida, y perderá buena parte de su encanto si lo tienes que recalentar.