pollo tandoori
4.5 de 6 votos
Imprimir

Cómo hacer pollo tandoori en casa

El pollo tandoori es de las recetas más conocidas de la cocina hindú y pakistaní. Esta receta explica cómo preparar su versión moderna, sin horno tandoori, pero con una auténtica mezcla de especias para lograr el sabor auténtico e inigualable de este plato.
Tipo de receta Pollo
Tipo de cocina Hindú
Keyword al horno
Tiempo de preparación 20 minutos
Tiempo de cocción 40 minutos
Marinado 12 horas
Tiempo total 1 hora
Porciones 4
Calorías 130 kcal
Autor Lola

Ingredientes

  • Jengibre rallado: una cucharada.
  • Comino en polvo: 1/2 cucharada.
  • Nuez moscada: ¼ cucharada.
  • Cúrcuma: 1/2 cucharada.
  • Pimienta negra molida: 1/2 cucharada.
  • Pimentón en polvo o paprika: una cucharada.
  • Cilantro en especias: una cucharada si no, se puede usar cilantro fresco picado.
  • Canela: ¼ cucharada.
  • Sal: una pizca.
  • Clavos de olor: un par a moler o a retirar al final de la cocción.
  • Ajo: un diente grande.
  • Limón: una pieza.
  • Yogur natural: dos potes individuales sin nada de azúcar.
  • Pollo: medio pollo completo o seis muslitos
  • Pimiento de cayena: 1 pieza molida opcional, para dar gusto picante.

Preparación

  1. Vamos a comenzar por preparar los ingredientes que no están listos para utilizarse en la receta: el ajo y el jengibre. Al primero, hay que pelarlo y triturarlo, o en su defecto cortarlo en pedacitos mínimos. Al segundo, hay que pelarlo y rallarlo, hasta completar el contenido de una cucharada. Si tienes cómo moler los clavos de olor, éste es el momento de hacerlo. Lo mismo aplica para el pimiento de cayena, si lo vas a utilizar.
  2. Ahora vamos con el pollo. Si tiene piel, hay que quitársela. Como la idea es que absorba la salsa tandoori, podemos perforar un poco la carne con los dientes de un tenedor, o discretamente con el cuchillo. La idea no es masacrar al pobre pollo. Además, hay que recordar que la mayor parte de nosotros también come con los ojos.
  3. Necesitamos un recipiente grande para acomodar adentro la carne y la marinada, que se quedarán ahí por un rato. Pero calma, todavía no es el momento de añadir nada, salvo las especias tandoori. Eso quiere decir: el comino, el pimiento en polvo, la cúrcuma, el cilantro, la canela, la moscada, la pimienta, la sal y los clavos. También se suma el pimiento de cayena, para los que quieren una receta picante. Revolvemos todas esas especias con un tenedor.
  4. Ahora vamos a picar el limón por la mitad, a exprimirlo y sumarle ese jugo a la mezcla.
  5. Sumamos también el jengibre rallado, el ajo triturado, y volvemos a mezclar todo con el tenedor.
  6. Por último, vertemos el contenido de los potes de yogur, y unimos todo el sazonador que habíamos creado, con esta crema. La idea es que no se creen pelotas de polvo y no correr el riesgo de que las especies queden mal distribuidas.
  7. Luego de tener lista la hermosa marinada, vamos a sumergir el pollo, y asegurarnos que quede bien embarrado de salsa tandoori massala sobre absolutamente toda su superficie.
  8. Tapamos el recipiente para que no se reseque la carne. Al refrigerador y a reposar. Lo ideal es dejarlo pasar la noche en ese estado. Si no se puede, déjalo al menos un par de horas.
  9. Precalentar el horno a 210 grados. Sacar el pollo de su tratamiento de spa en marinada, y acomodarlo en un recipiente para horno, engrasado o cubierto con papel para hornear o aluminio. Cubrir de nuevo con tooooda la pasta de la marinada. Por aquello de asegurar la correcta hidratación de la carne, puedes cubrir cada pieza con un chorrito de aceite, o “pincelarla” con mantequilla. No abuses.
  10. Acto siguiente: llevando el pollo tandoori al horno. Hay que dejarlo ahí por 40 minutos, en promedio. Cada horno es un mundo, así que pueden ser cinco minutos más o cinco minutos menos. Al final, hay que obtener un pollo dorado, en el que el exterior estará crujiente y el interior jugoso. Lo que sí es muy importante, es regresar al plato unas tres veces durante la cocción, para rotar el pollo y volverlo a cubrir de salsa.